Contaminación de agua y sequía extrema por coronavirus

Compartir publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El consumo desmedido de agua y productos químicos para desinfectar están causando daños irreparables en las comunidades.

El uso de productos de limpieza ha incrementado 112%. Como bien menciona Maite Cortés, directora ejecutiva del Colectivo Ecologista Jalisco. “Casi todas las formulaciones tienen anillos de benceno, que es la misma estructura que tiene el cigarro, por eso son cancerígenos y nos hacen daño a nosotros y les hacen daño a los animales”.

La cantidad tan concentrada de productos de limpieza y sustancias químicas que llega al sistema de alcantarillado no puede ser extraída en su totalidad por las plantas de tratamiento de agua existentes. De acuerdo con las cifras que comparte la Comisión Estatal del Agua, en Jalisco hay 216 plantas de tratamiento y solo 124 de ellas están en operación.

El cloro es otro componente que usando en exceso causa problemas graves al ecosistema y a sus consumidores. La cantidad recomendada es de 5 gotas por cada litro de agua para destruir bacterias, virus y parásitos, no más.

El problema se multiplica cuando hay desabasto del recurso hídrico. El consumo de agua en la Zona Metropolitana de Guadalajara ha crecido 8% desde que inició la pandemia en México según el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua, SIAPA. Si ya sufríamos por escasez en algunas zonas, ahora es peor.

Este es un llamado al cuidado de la salud humana y los ecosistemas.

La tecnología y los sistemas de tratamiento y potabilización de agua están evolucionando, es muy importante comenzar a implementarlos en México. STROM elimina la barrera económica y del desconocimiento en los nuevos y mejores procesos de tratamiento, si tienes interés o buscas asesoría para un proyecto, acércate a nosotros.

Suscribete a nuestro boletín

Entradas Recientes

Tendencias en el tratamiento de aguas industriales

Las compañías industriales están descubriendo que sistemas de tratamiento en sitio y la recuperación de agua reciclada puede generar beneficios operacionales, financieros y ambientales. La