Once consejos para conservar el agua

Compartir publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El 97.5% del agua en el mundo se encuentra en los océanos y es demasiado salada para el consumo humano. La mayor parte del 2.5% restante se encuentra en glaciares. Dependemos tan solo del 0.7% del agua dulce disponible a nivel mundial.

Toda la vida depende del agua, es un recurso esencial para la supervivencia del ser humano. No solo la bebemos y nos bañamos con ella, es necesaria para producir desde nuestra ropa hasta la comida de cada día. Con el aumento poblacional en zonas urbanas y cada vez más áreas sufriendo por sequias, la conservación del agua es más importante que nunca. Aunque actualmente no te encuentres en un área afectada, al recortar tu consumo generas un ahorro importante en tu gasto mensual.

Debemos ser conscientes del daño que provoca el uso desmesurado de agua y tomar la responsabilidad de aportar, de manera individual, para revertir el daño. Te recomendamos 10 consejos simples que hacen una gran diferencia. No te preocupes si no puedes hacer todos, puedes empezar poco a poco.

1. Cierra la llave cuando te laves los dientes. En una llave promedio, el agua sale a una razón de 10 litros por minuto. Cierra la llave después de mojar tu cepillo de dientes y ábrela hasta que sea tiempo de enjuagarlo.

2. No utilices tu lavadora de platos o de ropa hasta que la carga este completa. Al utilizar la lavadora con su máxima capacidad puedes ahorrar hasta 26 litros de agua potable por carga.

3. Revisa por fugas de agua. Una fuga pequeña puede desperdiciar 15 litros de agua al día. Se recomienda checar con frecuencia las tuberías de lavabos, regaderas y escusados. Otra manera de darte cuenta si tienes una fuga, es revisando tu recibo de agua. Si encuentras un incremento grande injustificado, lo más probable es que tengas una fuga.

Fuga de agua en tubería

4. Invierte en productos certificados en eficiencia de agua. Cuando tengas que reemplazar cabezas de regaderas, llaves, escusados o lavadoras, entre otros accesorios del hogar, revisa su consumo. Ahora ya existen opciones que utilizan menos agua. Esto te genera un ahorro a ti y al mismo tiempo aportas de manera positiva al medio ambiente.

5. Cambia tu dieta Al reducir la cantidad de carne que consumes en la semana, ayudas a reducir tu huella de agua drásticamente. Se requieren 15,000 litros de agua para generar un kilogramo de carne.

6. Cocina tus verduras al vapor De esta manera logras que las verduras retengan más nutrientes y después puedes usar el agua para cocinar una rica sopa o dejarla enfriar y usarla para regar tus plantas.

7. Riega tu jardín por la mañana o por la noche Al regar a estas horas evitas que el agua sea evaporada por el sol y permites que el agua se infiltre a las raíces, donde más se requiere.

8. Captura el agua de lluvia Hacer algo tan sencillo como colocar cubetas vacías cada vez que llueve puede ayudarte a ahorrar 5,000 litros al año.

9. Pon una botella de plástico en el tanque de tu escusado Llena una botella de 1 litro con 5 cm de arena o piedras y después llénala de agua. Después colócala en el tanque de tu escusado para poder ahorrar casi 20 litros de agua al día.

10. Utiliza menos agua para lavar tu carro. No debes de utilizar más de dos cubetas de agua para lavar tu carro. Una para limpiarlo y otra para enjuagarlo. Ya existen productos biodegradables que te permiten lavar tu carro sin utilizar agua.

11. Instala una planta de tratamiento de agua residual

El 80% del agua que usamos en casa puede ser reutilizada para riego o limpieza al darle un tratamiento adecuado. Ya existen modelos compactos y modulares diseñados especialmente para el hogar. En lugar de tirar el agua, reutilízala.

Al implementar estos 11 consejos para disminuir tu consumo de agua disfrutarás de un ahorro económico importante en casa y estarás aportando de manera positiva a nuestro planeta.

Suscribete a nuestro boletín

Entradas Recientes

Tendencias en el tratamiento de aguas industriales

Las compañías industriales están descubriendo que sistemas de tratamiento en sitio y la recuperación de agua reciclada puede generar beneficios operacionales, financieros y ambientales. La